Colombia: Eres dulce, ardiente y picante, tentadora y seductora – tus besos me sedujeron.

Todo lo que puedo recordar es que yo estaba pensado “¿Wow, esto está realmente pasando? Eran finales de los 1990’s y yo había sido contratado como maestro para el Colegio en Bucarmanga, en el Departamento Santander, en el Norte-Central de Colombia, en un contrato de dos años. Resulta ser que al tiempo que recibía mi Visa de trabajo para Colombia, me estaban ofreciendo una posición en Tokio, Japón, con el gobierno japonés. Decidí moverme al Este en lugar del Sur, determinando que encontraría otro tiempo y oportunidad para regresar a Colombia. Usualmente la vida no nos da segundas oportunidades, pero, veinte años después, la vida me da la oportunidad. Desde ese entonces es como si Colombia me llamara, dijera mi nombre con un encanto ilimitado, me susurrara dulcemente al oído, la seductora de indias – una vez mordido ya no hay timidez. Estoy enamorado. Este es el cuento de mi aventura en Colombia, viajando lesionado en silla de ruedas, y de toda la maravilla y esplendor que resultó de la magia del tren.

Era un vuelo temprano a la tierra ardiente y picante desde Filadelfia: 06:00. Eso significaba despertarme a las 3:00 am, casi sin haber dormido. No era un comienzo prudente para un viaje largo con una escala de ida y otra de regreso. Poder descansar mi cuerpo en posición horizontal durante la noche le da a mi cuerpo y músculos el alivio necesario por un día de embestida de la presión a mi columna vertebral, siempre lo necesito con desesperación. La escala en Atlanta fue un regalo y una maldición por igual. Me permitió estirarme y tener un fácil acceso al baño, así mismo esto causo que se alargara el tiempo de mi viaje, causando innecesariamente estrés en mi cuerpo. Antes de cualquier viaje pienso en todas las variables posibles e imaginables: costos, tiempos de viaje, aeropuertos, retrasos y posibles escalas, comidas y el estado actual de mi recuperación. Cada aerolínea y/o aeropuertos tienen su propio personal que asiste todas estas necesidades. Cada año he notado que estos servicios no solo han crecido en cantidad, sino también y aun más importante en eficiencia. Son como un regalo celestial. Gracias a ustedes por toda su ayuda.

Tan pronto llegamos a Colombia, en ese instante supe que habíamos llegado al trópico. Aeropuertos de tipo retro, aeropuertos donde se despliegan escaleras de acero, estacionamientos de aviones en medio de la nada, verdes palmas alrededor, la sensación que te da su aire, es como si te golpeara una toalla caliente mojada, navegación requerida, son de lo mejor; sobre todo cuando un discapacitado necesita ser sacado del avión en una silla temblorosa de metal asistido por dos hombres delgados del personal de aeropuerto. Fue un viaje divertido, por lo menos no me tiraron, un punto para Stevo. (fotos de mi viaje las pueden ver aqui.) Como lo escriboen mi libro, en la vida, si uno quiere lograr algo importante o sustancial, debes entrar en la tómbola, presentarse, correr el riesgo y participar: Doing the Dirty Dishes [de vida].

Este iba a ser el primer viaje a un país industrializado donde sabía que los estándares no serían una especificación internacional, si es que existían. Desafíos abundantes, tantos como malezas en manantiales, estaban en todas partes. Apenas salí del aeropuerto fui acosado por una manada de taxistas. Pedro me pareció una buena opción, me gusto su currículo: un nombre bíblico en un país bastante católico. Buena elección. Puntuación doble para Stevo.   Solo el equipaje en el asiento trasero del taxi, la silla de ruedas iba en la cajuela. Cumbia la música a todo volumen hasta que llegamos al hotel. Fue un trayecto corto de tan solo 9 kilómetros, no me tomo mucho tiempo para darme cuenta que estaba en el lugar correcto. La energía de Colombia te abraza, yo lo podía sentir en mi corazón. Estaba donde se suponía que debía estar en el tiempo adecuado en mi vida. No hay errores. Aún estaba inseguro por que el universo me había mandado a Colombia justo en esta intersección, sin embargo, pronto encontraría la razón. Tan pronto entre a Boca Grande, Un camino largo y con curvas por la carretera mientras casi podría abrazar la playa y las olas, era 420 y “Peter el Papa” estaba más que feliz de compartir un poco de amor fraternal. Puntuación de bonificación para Stevo. Bienvenido a Colombia, era una grandiosa “Bienvenida” si tú me preguntaras.

Apenas baje del taxi y me enfrente con mi primer obstáculo real. La pendiente del camino de la entrada del hotel era demasiado empinada como para recorrerla yo solo en la silla de ruedas. Esta situación no ayudaba ya que el 90% de mi hotel estaba rodeado de la playa y no tenía banquetas para caminar, y cuando había algunas estas, eran demasiado difíciles ya que tenían piedras o escalones y algunos de los bordes eran de medio metro. Tener acceso a restaurantes o bares estaban fuera de mi alcance sin pedir ayuda o que el taxi me dejara en la entrada. Incluso tomar los elevadores del hotel requerían un empuje hacia arriba, era una pendiente pequeña pero empinada. No tenía baños accesibles excepto el de mi cuarto que era en el piso 29. No me era accesible elcafé del lobby del hotel, eso era un gran impedimento. El viajar mientras estás discapacitado o lesionado requiere una planificación impecable.

Me recordóde mis días en Magee Rehabilitation Hospital se “supone” que es uno de los mejores Hospitales de terapia física en Filadelfia, donde me querían correr por reusarme a aprender como saltar grandes bordos o banquetas en mi silla de ruedas. No le encontraba el punto. Por el contrario, pensé que era violento y peligroso. Mi respuesta a eso fue fácil: “Yo pediré por ayuda. (durante este viaje fui levantado en mi silla de ruedas en el aire, eran tantos los obstáculos y ocurrencias, más de lo que se puedan imaginar)” Cartagena fue verdaderamente un sinfín de obstáculos que recorrer en mi silla de ruedas. Mejor eso lo contare más adelante, pero nunca fue un problema. Este es un viaje de lesionado—Bienvenido al Club. En mi libro Unbreakable Mind hablo sobre la necesidad de levantarse y salir al mundo y vivir de nuevo. Todos los tropiezos no deben de contar, lo que cuenta es todas las veces que te levantaste. Esa es la mayor fuente de madurez y desarrollo en la vida, en vivirla, en ser feliz. “la Buena vida mi amiga”

Hotel Dubai Cartagena originalmente no sugería detalladamente las habitaciones accesibles para lesionados, en mi búsqueda inicial en línea en tres grandes sitios web de viajes. Yo quería saber más, así que me contacté directamente con el hotel. Lo bueno es que lo hice, ya que ellos querían, podían y estaban más que felices de tenerme como huésped. Usualmente encuentras información inadecuada o simplemente errónea en los sitios web de viajes, así que sé más inteligente y trata de buscar más información. Escribe correctamente tus preguntas, habla y has preguntas directas sobre tus necesidades para así poder estar seguro que estarán cubiertos tus requerimientos para lo que necesitas sobre como tener un viaje placentero para tus discapacidades en especial, antes de tomar cualquier decisión. Porque cuando de antemano piensas que todo estará bien pueda que fácilmente cambie y se vaya todo a la mierda. Este hotel me aseguró que reservaría para mí una habitación con regadera y baño accesible a mis necesidades incluyendo otros de mis requerimientos, era como escuchar fanfarrias y campanas para un huésped lesionado. Bueno, ¿puedes adivinar qué pasó? Entonces sean bienvenidos a un día en mi vida.

El portero me acompañó a mi habitación. Al ver una cama en cual podría recostarme para estirarme y descansar mi cuerpo, lo eché a un lado, realicé un chequeo del baño, me lavé la cara con agua y jabón, cuando apenas estaba postrado en mi cama estilo King California me di cuenta de que no estaba en una habitación para discapacitados. Ramón, Gerente de Operaciones, llegó unos minutos después de mi llamado. Después de visitar diez habitaciones del hotel, todas con diseños diferentes, determinamos que se debían hacer algunas modificaciones en la ducha y el inodoro para hacerla accesible. Hubo que quitar tres grandes paneles de vidrio para permitir el acceso de mi silla de ruedas al área del inodoro y la ducha sin tener que pasar por una serie de obstáculos casi imposibles; Los que podrían causar problemas en una situación de emergencia, si fuera necesario. Juan, el gerente del hotel, era la persona más atenta y complaciente que una persona lesionada podría desear, me preparó la mejor calabaza y bombilla de Argentinean mate. Fabio y su equipo de cocina hicieron todo lo posible para preparar la comida más deliciosa. Al final, me pasaron a una suite en el último piso. Recibí un pase de cortesía de $ 200.

Cartagena, fundada en el siglo XVI, en la costa colombiana, repleta de plazas, calles empedradas y arquitectura colonial de colores brillantes, es mágica. La gente es tan interesante y ecléctica como los interminables edificios pintados en colores pastel en la Ciudad Vieja. Donde quiera que vayas te encontrarás con amigos colombianos, desde taxistas hasta vendedores ambulantes y camareros; solo una pequeña parte del telar que une a esta fenomenal gente y la ciudad de El Caribe. El marisco es uno de los mejores que he probado en el planeta. Y la muy establecida Diáspora libanesa, que emigró a Colombia del Imperio Otomano en los siglos XVIII y XIX por razones religiosas y económicas, también tiene comidas deliciosas fuera de este planeta. Todos los mejores lugares turísticos locales están cerca y son fácilmente visitados en automóvil o autobús público. Desde que me lesioné, opté por un conductor privado para el día. Y ya que estaría tomando fotos con mi nuevo Sony Alpha 6300, la ventana del auto serviría como mi apertura creativa.

No había pasado una semana y dos de mis escenarios de viajeros lesionados más temidos fructificaron. En mi lista de los acontecimientos más temidos y ansiosos mientras viajaba por el mundo en una silla de ruedas, dos de los tres primeros son tener un estómago enfermo y un resfrío. Bueno, el tiempo había llegado; por supuesto, cuando llueve, se vierten, ambos me llegaron por la espalda, sin darme cuenta.Después de ser cuidado y atendido por Simon y mis amigos, decidí explorar la Ciudad Vieja en taxi por la noche. Fue justo lo que ordenó el médico, permitiéndome visitar la ciudad en su magnífica gloria nocturna.Por la noche, hay un “sentimiento” diferente para la gente y la ciudad, como si se presionara un botón y la energía se relajará aún más. Durante las próximas dos semanas tomé muchos viajes en taxi con mi cámara lista para filmar todo, desde el Castillo de San Felipe de Barajas, la Plaza de Las Bóvedas, Getsemaní y muchos otros barrios culturales locales, algunos con arte callejero de renombre mundial. Cartagena es una ciudad rica en historia y cultura, con una belleza infinita, una verdadera delicia. ¡Ve y visítala!

Aparte de los contratiempos de un viaje normal, ocasionales salidas equivocadas, ser robado a ciegas por un cambista de la calle, luchar contra los vendedores ambulantes de playa y la lucha perpetua con los taxistas por tarifas excesivas, mi aventura en Colombia fue un gran éxito. No se podría haber hecho sin el cariño y el apoyo de otros, los amigos y extraños por igual. Michael, un amigo de Alemania, a quien conocí mientras vivía en Ámsterdam, vino de visita por una semana. Fue tan bueno tenerlo allí; siendo parte de su viaje interior, igual como yo había comenzado. Simón, mi vecino y un capitán de yate noruego, con base en Miami, Florida, eran mis brazos y piernas muchos días cuando estaba acostado en la cama luchando contra un resfriadovicioso o los horrendos problemas estomacales que experimentaba, los cuales requirieron antibióticos, pro-bióticos y Algunos TLC internacionales. El personal del hotel fueron muy amables y serviciales. Siempre estaré muy agradecido por todo el amor y la ayuda que recibí.

Como resultado de mi accidente, no pude viajar internacionalmente durante seis años. Mi voluntad y mi espíritu fueron quebrantados. Pero ahora mientras viajo por el mundo me siento más cómodo: estar en el flujo cotidiano, vivir la vida. Fue la última parte de mi libertad recuperada y estaba más que extasiado de viajar y experimentar el mundo nuevamente. Es la misma razón por la que inicié este blog: para ayudar a inspirar a otros lesionados a viajar de nuevo, a abrir los ojos a las posibilidades que existen, cuando uno abandona la seguridad de su hogar. Cada viaje empujo mis límites un poco más lejos que el anterior. Esto me ha brindado un crecimiento interno ilimitado y la experiencia más maravillosa al conocer personas extraordinarias y visitar lugares sobrenaturales, ese tipo que solo se encuentra cuando tus ojos y tu corazón están bien abiertos; aceptar y enfrentar nuevos desafíos de cada reto, formando recuerdos indelebles, al mismo tiempo que se forjan relaciones profundas y significativas que duraran toda la vida. Colombia cumplió con todo lo anterior. Tomé sus aguas frescas y ahora me siento con ganas de escucharla para que vuelva a llamar mi nombre, Colombia está para siempre en mi corazón. ¡Besitos, mi amor!

Traducción por: Araceli Arroyos  Contacto: 25arroyos@gmail.com

Travel Blog: Click here.

Spiritual Blog: Click here.

Book: Unbreakable Mind. (Print, Kindle, Audio)

Doing The Dirty Dishes Podcast: Watch or listen to episodes and subscribe: SpotifyApple PodcastBuzzsprout.  Also available on Google PodcastiHeartTunein, Amazon Alexa and Stitcher.

Doing The Dirty Dishes YouTube channel – watch and subscribe.

Social Media linksTwitterInstagram and Linkedin.

Travel Blog links: Covid-19 stranded in NYC JFK and Maine – also travel stories on Ireland, Spain, SwedenBelgiumIcelandColombia (Espanol version), AmsterdamGermany, New HampshireTN and NYC.

Personal Website link where you can also find my bookphotos of my travels and updates on current projects.

Thank you for your love and support.

32 thoughts on “Colombia: Eres dulce, ardiente y picante, tentadora y seductora – tus besos me sedujeron.

  1. Cartagena siempre nos llena de su magia, alegría y sabor, que bueno saber que en la vida siempre hay segundas oportunidades.

    Steve me encanta leer tus experiencias por que veo que eres una persona resiliente y capaz de sobreponerte a cualquier tipo de adversidad, un gran saludo y abrazo!!!! xxx

    Liked by 1 person

  2. Adoro ver todas tu publicaciónes, eres una persona con mucha fortaleza ,eres capaz de evadir cualquier adversidad q se interpongan en tu camino mis felicitaciones

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s